Siris. Empirismo e idealismo platónico en el siglo XVIII

Siris. Empirismo e idealismo platónico en el siglo XVIII

$ 1.900

Introducción, traducción y notas adicionales de Jorge L. Martin

La palabra «siris», que proporciona el título a la última gran obra del filósofo irlandés del siglo XVIII, George Berkeley, proviene del griego, y es el diminutivo de seirá: cadena. En efecto, a lo largo de este libro nos encontramos con una serie de reflexiones filosóficas que presentan una pequeña cadena ascendente que recorre todo el sistema de los seres: desde el agua de alquitrán, verdadera panacea que cura todas las enfermedades, hasta llegar a vislumbrar finalmente, luego de atravesar los diversos eslabones intermedios, el misterio de la Trinidad.

Disponible también en:

Resumen

En este testamento filosófico que es Siris, Berkeley quería reflejar la unidad de su pensamiento pero abarcando las múltiples cuestiones que a lo largo de su vida ocuparon su atención: la práctica de la caridad, la investigación científica, la sabiduría antigua y la contemplación cristiana.

El obispo toma aquí su pluma para escribir el último gran libro y despedirse, de este modo, de sus lectores. Por eso, en este testamento filosófico que es Siris, Berkeley quería reflejar la unidad de su pensamiento pero abarcando las múltiples cuestiones que a lo largo de su vida ocuparon su atención: la práctica de la caridad, la investigación científica, la sabiduría antigua y la contemplación cristiana.

176 páginas,
1ª edición Julio de 2009.
ISBN: 978-84-92613-25-0.
Formato 14,5 x 23 – Rústica

Autores

George Berkeley

Índice

Introducción, por Jorge Martin
> Siris y el suceso del agua de alquitrán
> La filosofía de Siris
> La recepción de Siris en España en el siglo XVIII
> Exposición sistemática
> Bibliografía

Siris
> Presentación
> El agua de alquitrán, cómo hacerla
> Cuánto se debe tomar cada vez
> Cuánto tiempo se debe continuar
> Cómo hacerla agradable
> Un preventivo y curativo de la viruela
> Su utilidad en esta enfermedad
> Una cura contra la impureza de la sangre, la ulceración de las entrañas y los pulmones, la tos tísica, la pleuresía, la perineumonía, la erisipela, el asma, la indigestión, los casos de caquexia e histeria, los cálculos, la hidropesía y todas las inflamaciones
> Tiene todas las propiedades del elixir proprietatis, de las gotas de Stoughton, de la mejor trementina, de la decocción de las maderas y de las aguas minerales
> Y de los bálsamos más costosos
> Puede ser dada a los niños
> Es muy útil en la gota
> En las fiebres
> Cura la gangrena y la erisipela
> El escorbuto y todas las enfermedades hipocondríacas
> De dónde proviene esta enfermedad inglesa
> Efectos perjudiciales de la buena comida
> Y más en particular de los licores espirituosos
> Un protector de los dientes y de las encías
> Es recomendada en especial a los marineros, a las damas y a los hombres de vidas estudiosas y sedentarias
> Sus virtudes específicas radican en sus sales volátiles
> El alquitrán preserva a los árboles de la mordedura de las cabras y otros daños
> Sus virtudes eran conocidas en tiempos pasados, pero en parte únicamente
> El alquitrán, de dónde proviene
> La resina, de dónde proviene
> La trementina, qué es
> El alquitrán mezclado con miel es una cura para la tos
> La resina es una cura eficaz contra el flujo de sangre
> Recomendada a los vinateros para el tratamiento de sus vinos
> El abeto de Escocia, cuál es y cómo puede ser mejorado
> Pino y abeto, sus diferentes especies
> La maravillosa estructura de los árboles
> Los jugos producidos con la menor violencia son los mejores
> Si la mirra fuese soluble en el cuerpo humano, prolongaría la vida
> El agua de alquitrán, para qué y de qué modo opera
> Es al mismo tiempo un jabón y un vinagre
> El jabón, el opio y el mercurio, aunque se presentan como medicinas universales, son peligrosos en algunos aspectos
> Los sabores aromáticos de los vegetales dependen tanto de la luz como de los colores
> Un espíritu fino y sutil es el principio distintivo de todos los vegetales
> El principio de la vegetación, qué es y cómo estimularlo
> Teoría de los ácidos, sales y álcalis
> El aire es el semillero común de todos los principios vivificantes
> El aire: su composición
> El éter puro o fuego invisible, el espíritu del universo, que actúa en todas las cosas
> Cómo debe entenderse que el mundo es un animal
> Opinión de los antiguos respecto a este tema
> Y la de los chinos, conforme a la de ellos
> Qué significan las formas de los peripatéticos
> El fuego es adorado en diversas naciones
> Opinión de los mejores químicos modernos al respecto
> Finalmente, es el único solvente en la naturaleza
> Aumenta el peso de los cuerpos, e incluso se puede hacer oro introduciéndolo en el mercurio
> El fuego puro elemental, cómo es inherente a los cuerpos sin estar expuesto a los sentidos
> Opinión de Hipócrates y del Dr. Willis en relación con la llama vital
> La teoría de Ficino y de otros sobre la luz
> Examen de la hipótesis de Sir Isaac Newton sobre un éter sutil
> No se puede dar cuenta de los fenómenos ni por la atracción ni por la repulsión, ni por un éter elástico, sin la presencia de un Agente incorpóreo
> La doctrina del desarrollo de todas las cosas a partir de semillas está mal fundada
> Ella es más antigua de lo que muchos creen
> La naturaleza es explicada mejor por atracción que por los principios cartesianos de la extensión y de la figura
> La atracción ha sido descubierta en cierto sentido por Galileo
> Los fenómenos no son sino apariencias en el alma y no pueden ser explicados por medio de principios mecánicos
> Los antiguos no ignoraban muchas cosas de física y de metafísica que nosotros creemos que fueron descubiertas en los tiempos modernos
> Ellos tenían algunas ventajas sobre nosotros
> Sobre el espacio absoluto y el destino
> Sobre el anima mundi de Platón
> Qué significaban para los egipcios Isis y Osiris
> La triple distinción de los objetos en Platón y en Aristóteles
> Su opinión sobre si las ideas son o no innatas
> Ninguno de los dos creía en la existencia absoluta de las cosas corpóreas
> El estudio de la filosofía de Sócrates y de Pitágoras habría resguardado a las mentes de los hombres del egoísmo que ha introducido la filosofía mecanicista
> Se recomienda el estudio de Platón
> El cual concuerda con la Escritura en numerosos puntos particulares
> Su concepción de la Divinidad, y en particular de la Trinidad, concuerda con la Revelación